El abono de la cuota de los autónomos siempre ha sido un tema de debate y motivo de protesta. La mayoría por otra parte cree que la tarifa plana para nuevos autónomos de 50 € es una medida insuficiente. Además se tiende en numerosas ocasiones a comparar a los trabajadores asalariados con los trabajadores por cuenta propia.

Aun así salen datos donde se cuestiona la repercusión real de la tarifa plana para autónomos, y también muestran que ambas situaciones laborales no son comparables, lo que al final termina provocando una serie de afirmaciones las cuales no siempre son reales. Una de las afirmaciones más dadas es que los trabajadores autónomos pagan más que un asalariado.

¿Es verdad que los autónomos pagan más que los asalariados?

Si un trabajador por cuenta ajena debe cotizar una base mínima mensual de 764 €, por lo contrario, un autónomo ha de cotizar a partir de una base mínima de 893 €. En el caso de que el autónomo haga unos ingresos de entre 764 € y 893 € sí le estaría perjudicando dicha situación y pagaría más que un asalariado. En este tipo de situaciones al autónomo le beneficiaria la implantación del sistema de concitación proporcional.

Leyes VS Seguridad Social

Existe una ley que legisla la situación de los autónomos que cotizan menos de 764 € al mes, los cuales no estarían obligados a cotizar, dado que el Tribunal Supremo sentenció que aquellos trabajadores que no alcanzaran el Salario Mínimo Interprofesional su actividad no debería considerase como “habitual”. Aun así, es la seguridad social la que discrepa ante dicha situación puesto que aquellos trabajadores que no coticen renuncian a privilegios como bajas, prestaciones varias o una futura jubilación quedando así al descubierto sin ningún tipo de cobertura.

Situaciones distintas, diferentes pagos.

Algo más de la mitad de los autónomos que hay en nuestro país le favorece el sistema actual de cotización según datos recogidos y contrastados, pagando un menos porcentaje de dinero que un asalariado.

En dependencia de la situación, los autónomos pueden pagar más o menos, en cualquier caso cualquiera de las situaciones es real debido a que no todos ingresan al año la misma cantidad de dinero, por lo tanto habrá ocasiones en las que un asalariado pague menos que un autónomo y viceversa.