¿Te estás planteando dar un seminario o taller gratuito como nueva estrategia para captar clientes?

Si es la primera vez, te damos una serie de consejos básicos basados en nuestra experiencia de 13 años viendo dar charlas en nuestros centros de negocios.

Antes de la charla:

  1. Publicita tu seminario:

En tus redes sociales, invitando por email a tus clientes y conocidos, eso lo tienes claro ¿no?

Pero si vas a organizar la charla en un centro de negocios, pregunta por la opción de que ellos mismos la publiciten entre sus clientes.

En nuestros centros de negocios siempre damos la opción de publicitar las charlas o seminarios de manera gratuita.

  1. Ensaya, ensaya y ensaya:

Ensaya y asegúrate de que te ajustas al tiempo de exposición que tienes. Cuenta con el tiempo previo y posterior para preguntas.

Nuestra recomendación es que cuentes con 15 minutos para que la gente llegue, se siente, etc. Y cuentes con 15 minutos para dudas y preguntas. Si la charla es de dos horas, prepara material para 90 minutos.

  1. Prepara material extra por si te sobra tiempo. Déjalo para al final, después de las preguntas, y plantéalo como un bonus. Si te quedas corto siempre puedes tirar de ello.
  1. Ten en cuenta el videoproyector y comprueba que, si no tienes adaptador, lo tienen en el centro de negocios o en el local donde vas a dar la charla. Los nuevos portátiles no tienen entrada de VGA y los apple necesitan un adaptador especial.
  1. Asegúrate con el centro de negocios o centro donde des la charla de que tendrás tiempo después de la misma. Si tienes que pagar por el espacio no ajustes por ahorrar. Siempre es mejor que te sobre tiempo a quedarte corto y que te tengas que desalojar deprisa y corriendo.

 

Durante la charla:

  1. Ves con tiempo. Si tienes que reservar, reserva al menos 30 minutos antes para preparar la sala, etc. Tienes que llegar, aparcar, conectarte, etc.
  1. Además de en tu portátil, lleva tu ponencia en un pendrive y, si es posible, envíala por email al centro de negocios o espacio donde impartirás la charla. Piensa que Murphy siempre puede hacer de las suyas y quizá tu ordenador elija ese momento exacto para no arrancar.
  1. Empieza con un resumen de los temas que tratarás; la audiencia siempre agradece una guía.
  1. Pídele a alguien (al personal del centro de negocios o a algún asistente) que haga fotos de tu ponencia. Podrás usarlas a posteriori en tus redes sociales o en próximas convocatorias.
  1. Invita a café. Si solicitar un servicio de catering se sale de tu presupuesto solicita una máquina de cápsulas o similar, que puedas pagar luego por consumo. En nuestro centro de negocios siempre damos la opción.
  1. Tus datos visibles. En las diapositivas, en el material que facilites, etc. También deja claro a que te dedicas y cuáles son los servicios que ofreces cuando te presentes. Una cosa es decir que eres asesor fiscal y otra cosa que eres especialista en fiscalidad de herencias. Sé claro y específico.

 

Después de la charla:

  1. Manda un email agradeciendo la asistencia y ofreciendo la ponencia de manera gratuita por si quieren consultarla posteriormente.
  1. Solicita opinión sobre la charla a los asistentes, si les ha gustado, si ha sido largo, corto, etc. Aprenderás para la próxima.

P.d. Para terminar, si estás buscando un espacio en Madrid o Sevilla donde dar tu charla o taller pídenos presupuesto. Publicitaremos entre nuestros clientes de manera gratuita y pondremos todo de nuestra parte para que tu ponencia sea un éxito.